Las mejores piedras para pavimentos de exterior

Las piedras naturales son una opción ideal para crear pavimentos de exterior. Son especialmente prácticas para crear caminos, aceras, jardines, terrazas y muchos más detalles vinculados con el exterior de tu casa. Incluso, con unos revestimientos y protecciones adecuadas, también son una opción muy popular para la decoración de las escaleras y las zonas adyacentes a piscinas, jacuzzis y fuentes. La resistencia de este material, unida a su durabilidad y a su capacidad para soportar las inclemencias del tiempo, hacen de ella el material perfecto para esta empresa. Pero, aunque hablemos de una única categoría, lo cierto es que hay muchas piedras diferentes que podemos utilizar para nuestros pavimentos exteriores. Por ello, queremos presentarte a continuación algunas de las piedras más populares para que puedas guiarte en tu viaje por el mundo de los pavimentos de piedra para exterior.

– Pizarra. La pizarra es una de las piedras más utilizadas para pavimentos exteriores que podemos encontrar. Las razones para su éxito son muchas. Estéticamente, funciona extremadamente bien, llama mucho la atención y combina muy bien con otros materiales decorativos, dando un toque moderno a cualquier casa y alejándose de posibilidades tradicionales. Asimismo, suele ser muy fácil de obtener, de colocar y de modificar, por lo que resulta una posibilidad mucho más barata que otras piedras o materiales que suponen una mayor inversión. Y, por último, es un material muy resistente, soporta bien tanto el paso del tiempo como las inclemencias meteorológicas y no es difícil de sustituir en caso necesario. Por todo ello y mucho más, es una piedra ideal para cualquier tipo de decoración exterior que tengas en mente.

– Arenisca. La arenisca es una recién llegada al mundo de los pavimentos de piedra para el exterior si la comparamos con materiales tales como la pizarra, la cuarcita o las piedras de río, que llevan utilizándose décadas para este fin. Pero su popularidad ha crecido tanto que ahora es una de las opciones más demandadas para pavimentos de exterior. Su color cálido y vibrante es una de las razones de ello, pues aporta un toque de exotismo y brillantez que no se puede obtener con piedras de colores más oscuros o clásicos. Asimismo, su superficie, un poco más rugosa que la pizarra u otras piedras naturales, supone una mayor adherencia, por lo que se puede colocar con mayor seguridad cerca de piscinas o fuentes. Así pues, si buscas algo realmente original y cálido para tu exterior, entonces la arenisca es tu mejor opción.

– Mármol. El mármol todavía no es tan utilizado como otros materiales aquí presentes para los pavimentos exteriores, pero es un ámbito que está conquistando en los últimos tiempos. Dada su resistencia, su gran belleza y la cantidad de opciones distintas que proporciona, es una opción a tener en cuenta sobre todo para caminos, escaleras y detalles tales como barandillas y pavimentos que rodeen jardines o zonas de estar o de descanso en el ámbito exterior de la casa. Por lo tanto, si quieres dotar al exterior de tu casa de un toque de elegancia y sofisticación muy marcado, apuesta por el mármol.

– Cuarcitas. Las cuarcitas son probablemente, junto con las areniscas y las pizarras, las piedras más utilizadas para los pavimentos de exterior, aunque otros tipos vienen pisando fuerte. La razón de su éxito se vincula principalmente a dos factores. El primero de ellos se centra en su capacidad para adecuarse perfectamente al exterior. La cuarcita es un tipo de piedra que soporta muy bien los cambios de temperatura y no sufre excesivamente con el agua y el hielo, lo que la hace excelente para lugares donde el frío y la lluvia constantes pueden suponer un problema para las decoraciones exteriores de una casa. Y, en segundo lugar, también destaca por su gran variedad de colores, su flexibilidad y su facilidad de colocación, por lo que se pueden adaptar a cualquier necesidad que tengas para tu exterior. La cuarcita es especialmente popular para pavimentos vinculados a los alrededores de las piscinas o aquellas partes de los jardines donde la gente puede ir descalza, dado que presenta una textura rugosa que evita los resbalones y no conduce el calor o el frío con la misma facilidad que otro tipo de piedras. Así, por todo esto y mucho más, la cuarcita es una de las estrellas del universo de los pavimentos exteriores.

Existen muchas otras piedras que puedes elegir para tus pavimentos exteriores. Por citar rápidamente algunos otros ejemplos, también tenemos piedras de río, antracitas, calizas, basalto e, incluso, granito, entre otras muchas opciones. Además, dependiendo del rincón en particular que quieras pavimentar en tu exterior, surgirán más recomendaciones que puedes tener en cuenta. Así pues, déjate seducir por los preciosos pavimentos de exterior de piedra que tienes a tu disposición.

By | 2017-01-16T10:22:57+00:00 Enero 16th, 2017|EXPLOCAN|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies